Cómo Saber Cuándo Debo Cambiar Mi Almohada

Cómo saber cuándo debo cambiar mi almohada 

Los seres humanos descansamos entre 4 y 8 horas, luego de un día ajetreado en la escuela, universidad o trabajo. Caer en los brazos de Morfeo es una sensación única y que mejor manera  de hacerlo teniendo una almohada que te lleve a un sueño divino y relajante. Metafóricamente los brazos de Morfeo serian esa acogedora almohada que soporta nuestra cabeza y hace que nuestro cuello se relaje. La almohada viene siendo, un objeto vital para amanecer de muy buen humor.

La adquisición de una buena almohada ayuda a descansar los músculos tensos por el estrés diario, sin embargo las personas le prestan mayor atención, a las características de un buen colchón, no es que no sea importante, sino que la almohada se suma a un confort inigualable que funciona como el engranaje perfecto para poder descansar.

Escoger una almohada depende también de la postura en la que durmamos, ademas de las alergias que normalmente tenemos, por ejemplo, si sufrimos de alergias respiratorias es recomendable no comprar una almohada de plumas, debido a que está afectara tu salud. 

Algunas veces comprar una almohada depende de cuanto dinero tenemos, sin embargo lee muy bien las características que te ofrece la marca y has una comparación breve de cual le cae mejor a tu confort y a tu bolsillo. 

SUEÑO 2

Una almohada vieja, tendrá un efecto adverso, lo que ocasionará, la pérdida del sueño, insomnio, dolores musculares, pesadillas y hasta el mal humor. Muchas personas se preguntan ¿cómo escoger una buena almohada? Pues resulta que algunas son engañosas por su precio y tamaño. Sin embargo existen 2 palabras claves para escogerla; Comodidad y soporte.

SUEÑO 1

La comodidad es imprescindible, debido a que depende de esta característica si descansaremos y nos relajaremos. Saber si una almohada es cómoda, es muy fácil, solo debes tocarla y presionarla al mismo tiempo o en su defecto abrazarla, comprobando de esta manera que tan esponjosa es.

El Soporte, muchas veces las almohadas tiendes a ser esponjosas pero con el pasar de los meses, ese confort engañoso no nos deja entrar ante los brazos de Morfeo. Si usted prefiere la suavidad ante la firmeza debe tomar muy en cuenta que una almohada debe proporcionar soporte, teniendo como prioridad, el mantener tú cervical alineada en consonancia con tus hombros y cuello.

Para escoger una almohada que nos soporte, depende de la posición en la que nos guste dormir, parece mentira pero mientras más finita en la almohada más descanso tendrá tu cervical.

 Ahora bien, si ya queremos hacer un cambio de almohada nos guiaremos por el desgaste de la misma, adicionado a las alergias y el tiempo que lleva con nosotros.

¿Cómo comprobamos si nuestra almohada esta desgastada?

Debemos retirarle la funda y observar si esta tiene las costuras rotas o algunas manchas amarillas y si la superficie se torna irregular, si la tela se ha adelgazado en algunas zonas más que otras y si por supuesto el relleno esta apelmazado.  Ante cualquiera de estas señales debemos reemplazarla cuanto antes.

Con respecto a las manchas amarillas, es alarma de que su almohada ha adsorbido su transpiración y los aceites que su cuero cabelludo produce por naturaleza, siendo un detonante para la aparición de acné y algunas alergias en la piel.

Cuando nos referimos a las alergias, pues te quiero decir que, una almohada deteriorada puede ocasionarte alergias en las vías respiratorias, esto se debe a que pasamos 8 horas posando nuestra cabeza sobre este soporte y es vulnerable ante los ácaros.

Así que trata de apartar de tu cama la almohada que tenga estas imperfecciones por el uso, debido a que pueden ocasionar un mal, tanto en sus vías respiratorias como en tu piel. 

SUEÑO 3

¿Cómo podemos alargar la vida de nuestra almohada?

Nuestra almohada es vital para descansar, y para a alargar la vida de nuestro más preciado soporte, debes tomar por costumbre utilizar fundas y lavarlas al menos cada una o dos semanas. Dependiendo también del material de tu almohada, debes lavarla cada tres meses.

Cuando compramos una almohada, no nos dice en el empaque cuanto tiempo nos va a durar, todo depende del material, de la frecuencia con la que se aplique la correcta higiene sobre ella. Sin embargo considera que debes reemplazarla cada 6 meses si se trata de una almohada sintética, en el caso de las almohadas de pluma pues debes cambiarla cada 3 meses.

La vida de este soporte, va de la mano con la higiene que apliques sobre él, si no le das la limpieza correcta entonces vivirás comprando almohadas o fácilmente vivirás enfermo y congestionado. 

SUEÑO 4

También puedes ver:

Espero que te haya gustado este artículo y se de tu completa funcionabilidad, recuerda que para caer en los brazos de Morfeo es imprescindible cuidar tu almohada, así alargaras la vida de ella y te proporcionara tanto descanso, como relajamiento mental y físico.

Comparte con nosotros tu experiencia y disfruta de los demás artículos que redactamos para ti con mucho cariño.  No olvides comentar tus tips personales para escoger una buena almohada. Vive, siente y crea. 



Deja un Comentario

Leer más
Muebles para Oficinas pequeñas

En la actualidad las oficinas son cada ves mas pequeñas. Frecuentemente tenemos espacios reducidos al paso, como salas, baños, cocinas...

Cerrar